Cargando...

Las cataratas son el desarrollo progresivo de una nubosidad en el lente (cristalino) del ojo, que interfiere el paso de luz hacia la retina, lo que provoca la disminución de la visión, impidiendo progresivamente la realización de las actividades cotidianas, hasta el punto de producir ceguera.

El principal síntoma consiste en la disminución de la visión. También se asocian con pérdida de la saturación de los colores (los colores se ven menos ‘vivos’) y mala visión en la noche. Las cataratas no producen ardor, lagrimeo, ni dolor de cabeza.

Si bien es una patología conocida, cuando aparecen los síntomas o damos el diagnóstico, suelen aparecer muchas dudas. Compartimos las respuestas a las preguntas más frecuentes.

¿Quiénes tienen mayor riesgo de tener cataratas?

Existen diferentes tipos de cataratas, pero entre todas las más comunes son las denominadas cataratas seniles. Se producen en personas mayores de 50 años debido al daño que sufren las fibras del cristalino con el paso del tiempo.

¿Cuál es la solución para las cataratas?

La única solución es la intervención quirúrgica.

¿Cuándo debo operarme y por qué?

Es más beneficioso operarse cuando la catarata no está muy avanzada, lo que nos va a permitir extraerla mediante facoemulsificación, una técnica muy innovadora, segura y con recuperación funcional más rápida.

¿En qué consiste la técnica de facoemulsificación?

Mediante una sonda muy fina que se introduce a través de una mínima apertura (que varía entre 2- 3 milímetros), el cristalino opaco (catarata) es pulverizado en micro partículas que son aspiradas del interior del ojo. Esta técnica nos permite intervenir con anestesia tópica, (solamente con gotas) sin necesidad de pinchazos en el ojo, por lo que resulta prácticamente indolora y permite que el paciente salga de quirófano con los ojos destapados y habiendo recuperado rápidamente la visión normal.

¿Cuándo puedo empezar a hacer vida normal después de la intervención?

Después de la intervención el paciente debe estar en casa descansando unas 24 horas. A la mañana siguiente, la mejoría visual es tan importante que la mayoría de los pacientes pueden empezar a hacer su vida normal.  Las actividades deportivas pueden practicarse siempre que se utilicen gafas protectoras adecuadas y debe evitarse el maquillaje durante el mes después de la intervención.

¿Tiene riesgos esta técnica?

Como en cualquier técnica quirúrgica siempre existen riesgos, pero estos son mínimos. La facoemulsificación es una de las técnicas quirúrgicas más seguras y precisas que existen hoy en día, y proporciona al paciente la posibilidad de reincorporarse a sus tareas habituales casi inmediatamente después de la intervención.

¿Se pueden operar los dos ojos al mismo tiempo?

Normalmente no se operan ambos ojos en la misma sesión quirúrgica, a no ser que motivos médicos propios del paciente así lo recomienden. Aunque la posibilidad de complicaciones es mínima, al tratarse de una cirugía intraocular no recomendamos intervenir ambos ojos a la vez.

¿Necesitaré usar anteojos después de la operación?

La mejoría en calidad de vida de los pacientes operados de cataratas en la actualidad es extraordinaria. Para no depender de los anteojos, se pueden implantar lentes multifocales o progresivas, que permiten enfocar a diferentes distancias. 

Compartir: